Empresas de China, Brasil y otros emergentes en riesgo por una probable suba de tasas - EuroBlue
Noticias

Empresas de China, Brasil y otros emergentes en riesgo por una probable suba de tasas

Endeudadas y con mercados alterados

El FMI advirtió que la deuda de compañías privadas de países emergentes se cuadruplicó la última década, lo cual pone en riesgo a muchas de ellas en un escenario de desaceleración económica y probable aumento del costo del dinero. Argentina, la excepción.

La deuda de empresas privadas en los mercados emergentes se cuadruplicó en la última década, hasta los 18 billones de dólares, encabezados por China y, en América latina, por Chile, Brasil y México. Así lo advierte el Fondo Monetario Internacional en un avance del documento sobre este tema que publicará el próximo 7 de octubre. El organismo destaca que el sector empresario en estas economías aprovechó las bajas tasas de interés en Estados Unidos en la última década para financiarse en los mercados internacionales. Por eso el FMI alerta que el fin del dinero barato por parte de la Reserva Federal podría afectar a esas economías por su alto endeudamiento. China registró la semana pasada la peor caída desde 2011 en las ganancias de sus empresas, mientras que Brasil sufre una aguda recesión combinada con devaluación y ajuste fiscal. La salud de estas economías es clave para la actividad en la Argentina por el alto volumen de comercio exterior con ambos países. En un cuadro del informe del Fondo se destaca que el país es el único emergente cuyas empresas se desendeudaron en el período 2007-2014.

En la región los países con mayor grado de endeudamiento son aquellos con mercados financieros más grandes y menos regulados. El FMI ubica en ese pelotón a Chile, Brasil, Perú y México, países que el establishment suele poner como ejemplo de mercados atractivos para el arribo de inversiones privadas y lo contraponen a la Argentina, donde el mercado es más reducido y regulado. “La tendencia al alza en los años recientes naturalmente incrementa las preocupaciones porque muchas crisis financieras en los mercados emergentes han sido precedidas por un rápido aumento en el endeudamiento”, señala el Fondo en un Boletín con el anticipo de Panorama Financiero.

Aunque China lideró este incremento, otros países que registraron una importante alza en su endeudamiento son Turquía, India y Tailandia. En contraposición, las naciones que más redujeron su exposición en moneda extranjera son (en orden respecto al peso en el PIB nacional) Hungría, Bulgaria, Rumania, Sudáfrica, Polonia, Rusia y Argentina, según la muestra del FMI. “Las bajas tasas de interés y la búsqueda de mayores rendimientos por parte de los inversionistas son factores cada vez más importantes en el aumento del endeudamiento”, detalla el documento. Particularmente, las bajas tasas de interés en Estados Unidos, Europa y Japón estimularon ese proceso.

La deuda de las empresas no financieras en los principales mercados emergentes se disparó de 4 billones de dólares en 2004 a más de 18 billones en 2014. La composición de la deuda de los mercados emergentes también se alteró. Si bien los préstamos bancarios siguen representando el grueso del endeudamiento de las empresas, la proporción de bonos casi se duplicó en el último decenio, situándose en 17 por ciento para el último registro de 2014.

Los sectores donde más creció el endeudamiento son construcción, petróleo y gas. “El aumento del coeficiente entre deuda y activos de las empresas, comúnmente denominado apalancamiento, con frecuencia ha incluido una mayor proporción de pasivos en moneda extranjera. Si bien el apalancamiento tiene sus ventajas, ya que puede facilitar la inversión y por ende acelerar el crecimiento, también puede acarrear riesgos”, señala el reporte del FMI.

En ese sentido, el organismo alerta que “los mercados emergentes deben prepararse para el aumento de las tasas de interés (por parte de la Reserva Federal)”. Tras la crisis de 2007, las empresas de los mercados emergentes han logrado emitir bonos con menores rendimientos y plazos más largos. “Esta evolución significa que las economías de mercados emergentes son ahora más vulnerables a un alza de las tasas de interés, a la apreciación de dólar y a un aumento de la aversión al riesgo a escala mundial”, dice Gastón Gelos, jefe de la División de Estabilidad Financiera Mundial del FMI.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-282772-2015-09-30.html

compartir