Tarjetear o no: todo dependerá del descuento que se consiga pagando cash - EuroBlue
Noticias

Tarjetear o no: todo dependerá del descuento que se consiga pagando cash

Puede ser una campera, un televisor, un pasaje de avión o cualquier otra adquisición. Si el pago es al contado, el impacto de la compra se siente de inmediato: el dinero sale de la billetera o de la cuenta, y ya no puede usarse para otra cosa. En cambio, quien sale de shopping con tarjeta de crédito en mano puede gastar y gastar, sin sentir en el momento el “dolor de bolsillo”. Pero todo llega. Y si no se supo frenar a tiempo, financiar puede traer más problemas que ventajas.

¿Conviene pagar en cuotas? Mariano Otálora, director ejecutivo de la Escuela Argentina de Finanzas Personales, cree que en ciertas circunstancias sí. Pero advierte que no siempre es lo mejor, y que hay que tener mucho cuidado.

“Lo ideal -explica- es que, cuando necesitamos comprar algo, primero busquemos el mejor precio, y luego la mejor forma de pago. Hoy, en general, comprar en 12 cuotas fijas en pesos sin interés es un buen negocio. Primero, porque uno evita hacer todo el gasto junto y puede aprovechar el dinero por más tiempo para otros fines. Segundo, porque, con una inflación del 30% como la que se espera para el próximo año, pagar en 12 cuotas equivale a un descuento del 15%.”

Así, en su opinión, si hay que elegir entre pagar en 12 cuotas o comprar al contado con descuento, todo dependerá de la magnitud del descuento. Si supera el 15%, convendrá pagar con cash. Si es menor, mejor será “cuotear”.

“Manejándose en efectivo, es muy fácil saber lo que se tiene y lo que no. Pero, al financiarlo todo, mucha gente empieza a perder el control y no sabe muy bien ni cuánto le va a venir de resumen cada mes ni cuánto puede gastar sin exceder su capacidad de pago. El mayor peligro es no poder afrontar el resumen y caer en el pago mínimo, que tiene costos altísimos”, señala el especialista, según Clarín.

Aconseja entonces que quienes tienden a eso sólo usen la tarjeta para las compras más grandes, hasta desendeudarse.

Otro consejo que da es que quienes tienen varias tarjetas analicen en qué medida los beneficios que cada una brinda justifican sus gastos, entre ellos los de renovación anual, los de resumen y los del financiamiento. Tener más de dos o tres plásticos en la billetera, dice, ya deja de ser razonable.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/219944-Tarjetear-o-no-todo-depender-del-descuento-que-se-consiga-pagando-cash

compartir