La presidenta defendió el rol del estado para apuntalar el desarrollo fabril - EuroBlue
Noticias

La presidenta defendió el rol del estado para apuntalar el desarrollo fabril

“La industria es el eje del crecimiento”

Cristina Kirchner encabezó el acto principal del Día de la Industria, en Tecnópolis, donde hizo un minucioso repaso de las numerosas medidas en favor de la actividad manufacturera, envió mensajes a quienes quieren correr al Estado y habló de la crisis internacional.

“Con viento de cola y viento de frente mantuvimos y profundizamos las políticas de reindustrialización. No fue magia. Logramos el PBI industrial más alto de toda la historia argentina”, afirmó ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Tecnópolis. Como única oradora en la celebración por el Día de la Industria, la mandataria realizó una extensa y detallada presentación sobre la evolución de la economía y la industria a lo largo de los últimos trece años. Enfatizó el rol del Estado y las políticas públicas para impulsar la demanda agregada, en un escenario de crisis internacional, y reclamó a los tres mil empresarios presentes mayores inversiones. “No volvamos para atrás como el cangrejo, tenemos que garantizar que la industria se mantenga como el eje fundamental del desarrollo, es el único camino”, afirmó CFK.

“Pusimos a la industria como eje fundamental para el crecimiento y generación de empleo del país. Lo más importante de los últimos doce años es el cambio cultural que hemos logrado instalar en la sociedad argentina sobre el rol de la industria. Sin industria no hay país, no hay nación ni futuro”, sostuvo la mandataria durante un discurso que se prolongó por más de 90 minutos, donde recorrió toda su gestión utilizando una serie de filminas preparadas por el equipo económico. “Además de sustituir importaciones necesitamos sustituir exportaciones con más mercado interno para cubrir lo que no nos compran de afuera, no se caen las ventas externas por problemas de competitividad sino porque no hay demanda”, lanzó, al reconocer las tensiones que enfrenta la actividad fabril y la necesidad de nuevos abordajes para resolverlas.

El microestadio de Tecnópolis que albergó la celebración estaba preparado para recibir alrededor de tres mil comensales, fundamentalmente empresarios y funcionarios. En la mesa principal, CFK estuvo ladeada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro de Economía, Axel Kicillof. Aunque habían celebrado más temprano, la conducción de la UIA dijo presente en la cena con su presidente saliente, Héctor Méndez, que tuvo su lugar en el sector reservado para los funcionarios y titulares de distintas cámaras empresarias.

“Les digo a las nuevas autoridades de la UIA que no se olviden de que el motor del desarrollo han sido las pymes, que la pertenencia a dos o tres sectores altamente rentables no los haga olvidar que las pequeñas y medianas empresas son las verdaderas generadoras del crecimiento del país”, lanzó CFK dirigiéndose al directivo de Arcor, Adrián Kaufman Brea, elegido para hacerse cargo de la conducción de la central fabril. El comentario también tuvo como destinatario al Grupo Techint, representado institucionalmente por Luis Betnaza, que junto con la gigante alimentaria fueron dos duros detractores del Gobierno y sus políticas. Ninguno de los dos dirigentes industriales estuvo presente en la cena (ver aparte).

Como se frustraron los intentos por realizar un único evento, la Unión Industrial organizó un brindis matutino del que participó gran parte del gabinete y el gobernador bonaerense (ver aparte). Ese encuentro se sumó al que había realizado el martes la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), también con presencia de funcionarios y el candidato del FpV. “Estamos convencidos de que necesitamos seguir en este camino con el esfuerzo y la convicción de hombres como Daniel Scioli y Carlos Zannini. Confíen en quienes conformamos este espacio político”, reiteró CFK en el predio emplazado en Villa Martelli. “Las conquistas logradas son las garantías de que este espacio político sigue en la misma trayectoria, profundizando, agregando y suprimiendo lo que esta mal”, remató Fernández de Kirchner.

“Los que dicen que tiene que haber menos Estado en un momento de crisis global no saben de qué hablan. Cuando sucede una crisis es cuando más tiene que aparecer el Estado para sustituir las inversiones que el mercado no realiza y utilizar su poder de compra”, enfatizó la mandataria al destacar la relevancia del sector público para motorizar distintos sectores como el energético y la industria naval. Un comentario aparte estuvo dedicado al relanzamiento de la actividad ferroviaria, tanto en materia de infraestructura e insumos como de material rodante para los ramales cargueros. “El impulso a la industria ferroviaria va a generar una mejora en competitividad logística”, señaló. El secretario general de la CGT, Antonio Caló, también estuvo en la mesa principal junto con el secretario Legal, Carlos Zannini; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Planificación, Julio De Vido; su par de Industria, Débora Giorgi, y el presidente de Adimra, Juan Carlos Lascurain, entre otros dirigentes empresarios que participaron del ágape (ver aparte).

“¿Cuánto llevo hablando? Una hora y veinticinco minutos de las cosas que hemos hechos sin referirme a ningún opositor ni criticar a nadie. Creo que faltan muchísimas cosas por hacer. Tuvimos décadas de ir para atrás y ésta es la primera vez que vamos para adelante”, sostuvo hacia el final de su discurso, donde destacó la relevancia de las distintas intervenciones públicas para hacer frente a la caída de los principales socios comerciales del país, como Brasil. La política de desendeudamiento, la administración del comercio exterior, el fortalecimiento de las instituciones laborales, la inversión social, las políticas de impulso a la demanda –Ahora 12 o Procrear–, los proyectos de infraestructura y los programas de financiamiento fueron parte de los avances mencionados por CFK en su último Día de la Industria al frente del Poder Ejecutivo.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-280844-2015-09-03.html

compartir