Agro, como les fue a los cultivos no tradicionales en la ultima década - EuroBlue
Noticias

Agro, como les fue a los cultivos no tradicionales en la ultima década

Radiografía de las economías regionales

Desde la cosecha de 2003/04 hasta 2013/14, la producción creció un 49 por ciento y el área sembrada, un 52 por ciento. Las hectáreas dedicadas a las economías regionales crecieron más del doble del incremento experimentado por la soja, el trigo, el girasol y maíz.

Las economías regionales no pueden ser analizadas sólo a la luz del actual contexto local e internacional. La idea instalada de que las vastas producciones por fuera de la soja, el trigo o el maíz están pereciendo por la baja de los precios internacionales, los altos costo de producción o fletes abre un interrogante: ¿qué ocurrió con estos productos durante los últimos diez años? La respuesta puede sorprender. Desde la cosecha de 2003/04 hasta 2013/14, la producción creció un 49 por ciento y el área sembrada, un 52 por ciento. Las hectáreas dedicadas a las economías regionales crecieron más del doble del incremento experimentado por la soja, el trigo, girasol y maíz, cuya expansión en el área sembrada fue de 22 por ciento. Las exportaciones de todo el complejo de los cultivos regionales acumularon ventas por 34.840 millones de dólares en el período 2002-2013. El fuerte desplome de los precios de los últimos años ocurrió en 2013, con una baja de las ventas al exterior del 62 por ciento (ver aparte).

Página/12 analizó, a partir de información del Ministerio de Agricultura, los datos de producción para el período 2003-2014 de las siguientes producciones: ajo, algodón, alpiste, arroz, avena, banana, cártamo, cebada forrajera, cebolla, centeno, colza, jojoba, limón, lino, mandarina, maní, mijo, naranja, papa, pomelo, poroto seco, sorgo, té, yerba mate, peras y manzanas. En la campaña 2013-2014, el total producido fue de 8.503.685 toneladas, distribuidas en 2.738.573 hectáreas. Al inicio de la serie el total producido fue 5.699.704 toneladas, con 1.799.088 hectáreas cosechadas. La productividad arrancó en 3,17 toneladas/hectárea, pero terminó la serie en 3,12 por ciento. El área cosechada destinada a las producciones regionales tuvo un incremento desde un 6,8 por ciento del total del área productiva del país al actual 8,4 por ciento, un crecimiento relativo de 22,5 por ciento. Sin embargo, debido a que el incremento de la productividad de las producciones tradicionales fue mucho más acelerado (28 por ciento), la participación de las producciones regionales sobre el total tuvo una reducción de 1,3 punto porcentual.

En el desagregado de las producciones regionales, la provincia de Córdoba concentró a lo largo de la serie el 18,4 por ciento de la producción, seguido por Entre Ríos (15,4), Santa Fe (12,1), Buenos Aires (10,3), Chaco (9), Corrientes (8,7), Santiago del Estero (7,3) y Misiones (7). Estas ocho provincias concentraron más del 88 por ciento de la producción de las economías regionales.

Buenos Aires. Las producciones no tradicionales se duplicaron al pasar de 460.369 toneladas a 995.350 toneladas, un incremento de 116,0 por ciento y una expansión del área cosechada de 65 por ciento. La productividad tuvo un incremento de 31 por ciento. En esta provincia se concentra el 73 por ciento de la producción de avena, el 13 por ciento del sorgo y el 5,4 por ciento de la cosecha de naranjas.

Chaco. El caso de esta jurisdicción también es para destacar, ya que incrementó su producción en un 211 por ciento, al pasar de 321.655 toneladas a 1.001.104 toneladas con una expansión del área sembrada de 101 por ciento. La productividad tuvo un incremento de 55 por ciento. El 35,4 por ciento de la producción total de algodón de la Argentina es realizada en la provincia del Chaco. Este cultivo tuvo un incremento durante la serie analizada de 188 por ciento. Esta jurisdicción también concentra el 7 por ciento de la producción de sorgo y el 7 por ciento de la producción de pomelos.

Córdoba. En el período 2003-2014, la jurisdicción incrementó su producción en un 228 por ciento, mientras que el área cosechada tuvo una expansión de 149 por ciento. El 91 por ciento de la producción de maní se concentra en esta provincia. Este es otro de los cultivos que escalaron en su producción un 298 por ciento, con una suma del área cosechada de 144 por ciento. También concentra el 29 por ciento del sorgo.

Corrientes. Evidenció un crecimiento bastante por debajo del total nacional, con una expansión de la producción de sólo el 14 por ciento y del área cosechada del 9 por ciento. La producción del arroz se concentra en un 48 en esta provincia. El resto está localizado en Entre Ríos (32) y Santa Fe (13). Esta producción tuvo una expansión de 49 por ciento en la serie analizada, incluyendo todas las jurisdicciones. Corrientes también aglutina el 13,7 por ciento de la producción de mandarinas, el 15,1 por ciento de las naranjas, y un 13,5 por ciento de la yerba.

Entre Ríos. Si bien es la segunda jurisdicción en el ranking de producciones regionales, creció por debajo del promedio nacional, con una expansión de 37 por ciento. La provincia concentra el 17,4 por ciento del sorgo, el 65 por ciento de la producción de mandarinas, y el 52 por ciento de las naranjas. También es fuerte en la producción de arroz.

Misiones. Para esta jurisdicción, la cartera de Agricultura sólo presenta datos hasta la cosecha 2011/12. Durante la serie analizada, la producción provincial cayó un 35 por ciento, mientras que el área sembrada descendió un 12 por ciento. Y la productividad decreció otro 25 por ciento. La provincia concentra el 24,4 por ciento del tabaco, producto que en toda la serie cayó un 19 por ciento en su generación. También concentró el 86,5 por ciento de la producción de yerba, que en los diez años analizados tuvo un magro incremento de 4 por ciento. A su vez, la provincia nuclea el 7,8 por ciento de la producción de pomelos.

Santa Fe. Las producciones regionales tuvieron una expansión de 12 por ciento, muy por debajo del promedio nacional. Sin embargo, el área cosechada tuvo una suba de 42 por ciento. El mal rendimiento productivo puede ser explicado por la caída en la productividad, calculada en 21 por ciento. Concentra el 30 por ciento de lo generado en algodón, un 20 por ciento del sorgo y el 13 por ciento del arroz.

Santiago del Estero. La producción creció 131 por ciento, mientras que el área cosechada experimentó una suba de 106 por ciento. La jurisdicción representa el 26,2 por ciento del total producido de algodón.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-280546-2015-08-31.html

compartir