Otro golpe a la competitividad de la Argentina: la devaluación del yuan - EuroBlue
Noticias

Otro golpe a la competitividad de la Argentina: la devaluación del yuan

La competitividad cambiaria argentina sufrió ayer otro duro golpe al disponer China la mayor depreciación para su moneda en un día desde 1994 y desatar una nueva oleada mundial de devaluaciones frente al dólar estadounidense que no hace más que acelerar la marcada apreciación del peso.

El movimiento bajista de la mayoría de las divisas y la decisión oficial de aferrarse a un tipo de cambio casi fijo fortalecen artificiosamente la moneda local, algo que la historia demostró en el corto plazo como muy provechoso para los oficialismos en términos electorales, aunque luego se revele fuertemente nocivo para la economía en general.

La decisión china produjo un shock en un mundo acostumbrado a su gradualismo. Es que, si bien el Banco Popular de China (BPC) sólo hizo caer 1,86% el yuan frente al dólar estadounidense (de 6,2298 a 6,1162), se trató del mayor ajuste nominal en su moneda en un día en casi 21 años y desató toda clase de especulaciones sobre el estado de salud real de su economía, ya que se lo considera un intento algo desesperado de recuperar competitividad.

Esa devaluación demacró además el maquillaje que el Banco Central (BCRA) aplica a su tenencia de reservas para tratar de evitar una desconfianza mayor hacia el futuro del peso: hizo caer el total contable de US$ 33.837 millones a 33.705 millones en el día (en US$ 132 millones).

Todo porque, para disimular su menguante tenencia real de dólares, la Argentina pactó hace casi un año un canje de monedas con China que le permitió al BCRA inflar 25% su tenencia de reservas. Pero “ahora que China devaluó, baja el valor de las reservas, dado que están medidas en dólares”, explicó el economista Pedro Rabassa, que dirige la consultora Empiria y hace unos años se encargaba de la administración de esa tenencia.

Tal vez por eso desde temprano se intentó transmitir calma. “El BCRA continuará con su política de flotación administrada” del tipo de cambio, proclamó su presidente, Alejandro Vanoli, desde Twitter.

NÚMEROS CADA VEZ MÁS EXTRAÑOS

Aun así, el ajuste en el total contable de reservas llamó la atención a los analistas, que lo estimaban en un rango que iba de los US$ 160 millones a los US$ 180 millones tomando en cuenta que, según lo reportado al FMI, el equivalente a US$ 8300 millones de las reservas ya estaban constituidas en yuanes.

“Las reservas caerían en unos US$ 180 millones, aunque la estructura financiera del swapno se vería afectada ya que existen garantías”, estimó el economista Fausto Spotorno, director de Ferreres y Asociados. “Calculo que el ajuste estará en el orden de los US$ 170 millones, aunque nunca se sabe, porque cada vez que enfrenta caídas importantes el BCRA busca compensarlas”, advirtió Rabassa.

Pero el número que no deja de mermar es el de la tenencia neta, ya que hace 12 ruedas que el BCRA se ve obligado a volcar reservas en la plaza cambiaria local para atender las necesidades de pago de importadores (aunque las volvió a dosificar esta semana) y abastecer los pedidos de compra de viajeros o ahorristas para tenencia personal (cerca de 600.000 ya adquirieron US$ 408 millones en lo que va del mes).

Según los datos que el BCRA reporta, en ese lapso ya debió desprenderse de US$ 874 millones (sumando la venta de US$ 50 millones que declaró ayer), cifra que supone el 5,5% del neto de reservas.

Sin embargo, el costado más gravoso de la decisión china es el agravamiento en la pérdida de competitividad local y el impacto que tuvo sobre las commodities (cayeron 3% los granos), al impulsar a la moneda en que referencian su valor (el dólar).

“El yuan era una de las monedas que ayudaban a sostener el tipo de cambio real levemente por encima de los niveles de fines de 2001. Ahora queda a la vista que ya estamos en los niveles críticos vigentes desde 1998 hasta la explosión de la convertibilidad”, advirtió Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma y Asociados.

Según el índice del tipo de cambio real que elabora el BCRA, el yuan (14,8%) es la tercera moneda en importancia para determinar la competitividad cambiaria local, detrás del euro (17,7%) y el real (32,7%).

Pero el efecto dominó que generó la devaluación china ayer hizo caer a 16 de las 18 monedas que considera ese indicador, lo que deja a la vista el impacto que tuvo sobre la competitividad y la potencial pérdida de mercados a que quedan expuestos los exportadores argentinos.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1818493-otro-golpe-a-la-competitividad-de-la-argentina-la-devaluacion-del-yuan

compartir