Kicillof: "El derecho humano inalienable de los argentinos es comprar dólares" - EuroBlue
Noticias

Kicillof: “El derecho humano inalienable de los argentinos es comprar dólares”

Axel Kicillof sumó un nuevo capítulo a la polémica por el dólar. En un reportaje con el periódico El barrio, el ministro de Economía se refirió con ironía a quienes cuestionan el cepo cambiario.

“El derecho humano inalienable de los argentinos es comprar todos los dólares que quieren sin tener que rendirle cuentas a nadie. Nosotros pusimos una regla que ellos llaman cepo cambiario. La regla es que para comprar dólares tenés que explicar de dónde sacaste esa plata. Si es del negocio ilegal, si no pagas una factura, si no querés pagar tus impuestos, no podés acceder a los dólares para el ahorro”, señaló.

Según contó el propio funcionario, su decisión de recibir al periódico barrial pasó porque son de la Comuna 12, muy cerca de donde vive. En el extenso reportaje, Kicillof destacó que todos sus vecinos saben que tiene la misma casa y el mismo auto que antes que asumir. “Les contará la gente: yo hago las compras los fines de semana en el chino. El que quiera encontrarme, me va a encontrar ahí”, aseguró.

Por qué el kirchnerismo no gana en la Ciudad: “Lo que creo que pasa es que en las grandes ciudades, donde hay una concentración más fuerte del ingreso, muchas veces cala la cuestión mediática. Se vive en un microclima económico que a veces lleva a una situación también cultural (…) Los porteños siempre fuimos, por ejemplo, de escuchar bandas extranjeras, algo que quizás no pasa en el resto del país. Tenemos muchos prejuicios con los del interior. Hay que romper con eso, sino no vamos a poder reconstruir la Argentina y darle una posición en el mundo. Tenemos que reconciliarnos, dejar de dividir al país entre ricos y pobres o porteños y provincianos”.

La grieta: “Yo lo veo como una vuelta de la política en la Argentina. Hay un regreso de la política y es muy importante verlo así, para valorarlo también. Yo no le tengo miedo a las discusiones, siempre y cuando sean con respeto y constructivas. El hecho de que se discuta de política en las familias y en los bares es un patrimonio de este Gobierno. La discusión política es algo positivo. Si te dicen que no existe más la política o que no hay que discutir de política te están estafando. Lo que pasa es que la política ahora caló en todo el mundo y eso es muy bueno. Los argentinos no somos gente tranquila. Discutimos de fútbol a los gritos. Es más, mucho más a los gritos y en forma violenta están los opositores al Gobierno. Nunca he visto a un kirchnerista gritarle “chorro” a un macrista y mirá que tienen causas penales, que están en los Tribunales, mirá que son empresarios muchos de ellos”.

El escrache en Buquebus: “Lo que pasó ese día en Buquebus fue muy doloroso. No quiero ni acordarme porque me parece que estuvo inducido. (…) Pero mirá qué paradójico, porque estábamos en un barco y me insultaban por no poder comprar los dólares. ¿Con qué viajaban, con Patacones? Me insultaban porque no se podía viajar a afuera y estaban en un barco yéndose al exterior. Hay un reducto de la sociedad argentina que está muy enojada, tal vez no les gustan las cosas que hacemos o quizá nunca les gustó ningún gobernante ni la política. Tal vez si iba sentado Martínez de Hoz lo aplaudían, no lo sé. Fue muy doloroso, pero no pasó nunca más. Yo camino libremente por el barrio, voy a hacer las compras, todo el mundo sabe dónde vivo. No pasa naranja.”

Daniel Scioli: “Ha demostrado más que lealtad. También la gente se va transformando. No lo conozco personalmente a Scioli y no soy su psicólogo, no sé lo que en su raíz es y piensa. Lo que yo veo es su práctica política. Ha acompañado a Néstor y a Cristina, ha estado siempre del lado de este proyecto y hoy, cuando uno lo oye hablar como candidato, cuando le ha tocado un papel tan protagónico, de lo que habla él es de kirchnerismo puro. Entonces, la gente que lo va a votar lo va a votar por su proyecto”.

Mirtha Legrand: “Es inimputable a esta altura, porque es una señora mayor. No vale la pena pelearse. Hay mucha gente que le tiene mucho cariño y, como somos populares, también respetamos a la gente por la que el pueblo tiene cariño. Hay que también saber distinguir cuando Mirtha habla de sus temas, que son la comida, el almuerzo, la farándula, pero cuando se mete con la política ella tiene su postura clara. Tiene su posición, está en contra de este Gobierno. Y está muy bien, nadie la ha perseguido y nadie le pide que saque su programa. Incluso muchos funcionarios de nuestro Gobierno van a sus almuerzos y usan la sordera selectiva para que diga lo que quiera decir. Discutir de política con Mirtha es como pretender discutir de tenis con Del Potro”.

Sus críticas al Gobierno antes de ser ministro: “Al principio, cuando no era parte del Gobierno, como todo intelectual, tenía mis críticas y mis aplausos al Gobierno. Me gustaban cosas y otras no. Después te sentás acá y te das cuenta de que no es tan fácil. Gobernar es una responsabilidad muy grande, uno no puede hacer lo que se le canta en roles de gobierno, tiene que buscar un equilibrio y siempre tener en claro cuáles son tus objetivos para beneficiar al conjunto”

La inflación: “Vos me preguntás qué es la inflación y yo digo que muchas veces nos han hecho creer que la inflación no tiene nada que ver con la concentración económica, cuando es al revés. En países como el nuestro, muchas veces los precios crecen porque en determinados rubros hay muy pocas empresas que los manejan, porque no hay competencia. Entonces, el único que vende acero -y además consigue que el Estado no deje entrar acero del exterior- va a venderlo al doble del precio. Y eso nos pega a todos en el bolsillo. (…)No quiero decir que todo depende de las cinco empresas que manejan los insumos básicos, pero es un 70 a 30 por ciento de responsabilidad. Me tocó a mí encabezar una discusión de este tipo porque hubo un corrimiento cambiario. Ahora Brasil devaluó más de un 30 por ciento. ¿Se fue o no se fue a los precios? No. En la Argentina se mueve el tipo de cambio un 20 por ciento y hay una inflación del 20 por ciento en un día. ¿Por qué? Es un fenómeno económico por la concentración que tenemos. Esto se cura con más defensa de la competencia, con una democratización de la economía argentina”.

La posibilidad de emitir billetes mayores a $100: “Voy a decir algo que me parece importante. Voy a buscar el número preciso (se toma unos segundos y mira en el celular). Estados Unidos lanzó el billete de 100 dólares, que es el más largo que tiene, en 1929. La inflación reconocida, acumulada hasta ahora, es de 1.280 por ciento y sigue con el billete de 100 dólares. Pero podemos discutirlo, no es algo a lo que nosotros nos aferremos”.

La inflación de este año: “Yo digo que oscilará entre el 18 y el 20 por ciento. Tengo miedo de haberme quedado largo en el número, porque ya los privados están diciendo menos”

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/216913-Kicillof-El-derecho-humano-inalienable-de-los-argentinos-es-comprar-dlares?page_y=0

compartir